Es un sentimiento, emoción o actitud de reconocimiento hacia la generosidad ajena, el esfuerzo realizado por los otros cuando nos proporcionan ayuda. No se trata de devolver un favor con otro favor, o con un regalo. No es una deuda material o que pueda cuantificarse. Lo importante es el sentimiento de admiración por las calidades humanas que nos hicieron bien.